Las casas se llenan de ilusión cuando los más pequeños escriben sus cartas a Papá Noel y los Reyes Magos. Pero una vez las echan al buzón, les tocaba esperar… hasta que llegasen los regalos. ¡Justo el tiempo en el que Correos trabaja para que las cartas lleguen a tiempo a su destino!

¿Cómo podíamos mantener esa ilusión intacta durante todas las navidades? Creamos el Iluscopio, una herramienta mágica para seguir las cartas hasta Laponia y Oriente.

Solo debían mirar por la ventana, apuntar con un teléfono móvil al cielo y, gracias a Realidad Aumentada, podían encontrar su carta y viajar de inmediato hasta la ciudad en la que se encontraba.

A través de una tecnología accesible y viable, mostramos el trabajo de Correos a toda una generación de niños y regalamos a las familias la herramienta perfecta para mantener la ilusión día a día hasta la llegada de los regalos.